PROFI Solar Power

Con este kit de construcción, aprenderás los fundamentos de la tecnología solar. A medida que leas esta información didáctica y pruebes los diversos modelos, se te presentará paso a paso el tema de la energía solar. Ahora te deseamos mucha diversión y éxito experimentando con el PROFI Solar Power.

Cuaderno didáctico adjunto

Material didáctico de ayuda
Hier zum kostenlosen Download

PROFI Solar Power

Más información sobre el producto
Zur Produktseite

Fundamentos de la energía solar

La energía solar se refiere a la energía producida por el sol a través de la fusión nuclear, que llega a la tierra en partes como radiación electromagnética (energía radiante). El mayor uso en términos de volumen es para el calentamiento de nuestro planeta. Con la ayuda de la tecnología solar, la energía solar se puede usar de varias maneras:

  • Los paneles solares generan calor.
  • Las plantas de energía solar térmica generan electricidad mediante la conversión de calor en vapor de agua.
  • Las cocinas solares o los hornos solares calientan los alimentos.
  • Las células solares generan corriente eléctrica continua (fotovoltaica).

Una célula solar o célula fotovoltaica es un componente eléctrico que convierte la energía radiante contenida en la luz (generalmente luz solar) directamente en energía eléctrica. La base física de la transformación es el efecto fotovoltaico. La célula solar no debe confundirse con el colector solar, en el que la energía solar calienta un medio de transmisión (generalmente agua de calefacción). Las células solares están hechas de silicio. Los bloques de silicio se cortan en láminas delgadas de aproximadamente 0,5 milímetros. En el paso siguiente, se aplica a las láminas diversas impurezas, que la contaminan de forma dirigida, lo que crea un desequilibrio en la estructura de silicio. Esto da como resultado dos capas, la capa "p" positiva y la capa "n" negativa. Expresado en términos simples, el flujo de corriente eléctrica se crea por el hecho de que los electrones de la capa n, excitados por la luz incidente, se mueven a la capa p a través del consumidor conectado (por ejemplo, un motor solar). Cuanto más luz (es decir, energía) incide sobre la célula, más electrones se mueven. Cuando se conecta una célula solar a un consumidor, los electrones se mueven preferentemente en esa dirección. Es posible imaginarse el flujo de corriente como un ciclo: una y otra vez los electrones llegan a la capa n y migran nuevamente a la capa p. Este flujo de electrones hace que la corriente fluya y el motor gire.

fe80::3c8b:c2b:f52e:7ce5%9